Artículos

La recuperación del sector cultural

Presupuestos europeos

El pasado 21 de julio, tras cuatro días de negociaciones intensas, los ciudadanos europeos acogieron con gran alegría el acuerdo histórico del Consejo Europeo: 1,07 billones de euros para el marco financiero plurianual (MFP) y 750 mil millones para el fondo de recuperación. ¿Pero qué está detrás de los números astronómicos? ¿Llegará el dinero a uno de los sectores más necesitados como es el cultural? 

En materia de cultura la Unión Europea únicamente tiene competencia de apoyo y ésta se materializa en la forma de Europa Creativa: el programa para el sector cultural y creativo que fue creado en 2014 de la fusión de dos programas (MEDIA y Cultura). Dentro del MFP anterior (2014-2020) Europa Creativa contaba con un presupuesto de 1,46 mil millones. En mayo de 2018 la Comisión de Juncker presentó su propuesta para el siguiente MFP bajo el título “Un presupuesto de la UE para el futuro”. El programa Europa Creativa se encontraba dentro de Capítulo II. Cohesión y valores, junto con Erasmus+ y el Cuerpo Europeo de Solidaridad, y tenía previstos unos 1,85 mil millones. Sin embargo, en la propuesta actualizada de mayo 2020 este presupuesto descendió a los 1,8 mil millones. 

A primera vista esta bajada parece mínima, pero si se tiene en cuenta la diferencia entre los precios de 2018 y 2020 se trata de un recorte de 13%. El Cuerpo Europeo de Solidaridad también sufrió una bajada de 20% y Erasmus+ de 7%. El Comité de Cultura y Educación del Parlamento Europeo ha criticado esta decisión y ha reiterado su propuesta de doblar el presupuesto del programa hasta los 2,8 mil millones. Además, el Comité recuerda que en su candidatura Ursula von der Leyen prometió triplicar el presupuesto de Erasmus+. Todo esto pone en peligro la confirmación por parte del Parlamento Europeo del presupuesto aprobado en el Consejo Europeo, que ha expresado su insatisfacción con la reducción 2 días después de las conclusiones del Consejo Europeo. Por otro lado, hay que tener en cuenta que el Consejo bajó el MFP de los 1,1 billones que la Comisión pedía a 1,07 billones. De ahí que, incluso si el Parlamento diera su visto bueno, esta reducción del 2,5% dejaría a Europa Creativa con 1,75 mil millones. 

Ilustración 1 Presupuesto de Europa Creativa (Elaboración propia)

La contribución del sector cultural y creativo a la economía europea contrasta fuertemente con la proporción que le corresponde del MFP total: el presupuesto de Europa Creativa representa solo el 0,16%. En la Unión hay más de 1,2 millones de empresas culturales (es decir, 5% del total), que emplean a 8,7 millones de personas (el 3,8% del empleo total), y su valor añadido asciende al 2,7% [1]. Esto ha llevado a que 93 ONG, bajo el liderazgo de Culture Action Europe, emitan una carta abierta criticando el presupuesto a largo plazo de la UE y exigiendo medidas más apropiadas. 

Ilustración 2 El sector cultural en la economía europea (Elaboración propia)

 

Impacto de la pandemia de COVID-19 en el sector cultural

El presupuesto asignado es insuficiente no solo porque no refleja la importancia del sector cultural y creativo, sino porque ignora el hecho de que la pandemia ha tenido un impacto desproporcionado sobre este. El Parlamento Europeo en su resolución del 17 de abril ha reconocido que el sector de la cultura y la creación está entre los más afectados debido al cierre de cines, teatros y salas de conciertos.

Según un informe francés el sector de arte y ocio está entre los más afectados por las medidas de confinamiento con un descenso de 7,7% del valor añadido, y otro informe de la OCDE pone de manifiesto que el gasto de recreación no es una prioridad para los consumidores ya que sufrió una bajada de 7% en Alemania, 6% en Francia y 5% en Italia. Además, el sector mediático perdió 80% de sus ingresos publicitarios, a pesar de su rol crucial en la lucha contra la desinformación. Todo esto se ha visto reflejado en la pérdida de empleo, sobre todo en el caso de artistas independientes y empresas pequeñas, que representan el 95% del sector cultural. 

Una investigación sobre el impacto de la crisis económica de 2008 muestra que la financiación pública para las industrias culturales y creativas fue tan reducida que una multitud de iniciativas artísticas desaparecieron y solo sobrevivieron las iniciativas elitistas y comerciales. Sin embargo, la crisis actual podría ocasionar una pérdida de diversidad aún más grande debido a la duración impredecible de las medidas de distanciamiento social y aforo limitado.  

 

Respuesta institucional y del propio sector

Para paliar los efectos negativos de la pandemia los estados adoptaron medidas, relativamente rápido pero de forma individual, como por ejemplo, subvenciones y extensiones de plazos. A nivel de la Unión Europea los esfuerzos se centraron en el apoyo a las PYMES, a los autónomos y a las personas que han perdido su trabajo. Aparte de las ayudas financiadas mediante los fondos estructurales y el Fondo de Solidaridad, la UE ha llevado a cabo cuestionarios y mapeo de diferentes sectores para diseñar la recuperación post-COVID. 

Desde el programa Europa Creativa se ha aplicado una máxima flexibilidad a la hora de considerar los plazos de aplicación pero también se ha acelerado la selección y subvención de convocatorias en marcha. Además, se han elaborado instrucciones, se ha redistribuido dinero hacia la cultura digital y la movilidad virtual, y se ha mejorado el instrumento de garantía. Posteriormente, se ha habilitado la plataforma Creatives Unite que recopila las iniciativas del sector cultural, y se ha creado una campaña de redes sociales bajo el nombre #CreativeEuropeAtHome. Hasta el 23 de agosto cualquier ciudadano europeo puede participar en la competición European culture close to you! subiendo una foto con una descripción corta. No obstante, la comisaria de Innovación, Investigación, Cultura, Educación y Juventud Mariya Gabriel ha admitido que estas iniciativas son importantes, pero es imprescindible aumentar la cantidad del MFP y el fondo de recuperación para poder financiarlas. 

En realidad, ha sido el propio sector cultural y creativo el que ha encontrado las maneras de adaptarse a las circunstancias adversas: el sector tiene una inherente habilidad de sobrevivir ya que ser creativo significa innovar. Antes que permitir que los cierres de establecimientos maten por completo la actividad cultural, los artistas han seguido creando y compartiendo su arte con el público, ya sea actuando desde balcones o haciendo streaming en plataformas digitales. Sin embargo, aunque la demanda de contenido digital haya aumentado durante el confinamiento, existen dos grandes amenazas: por un lado, los artistas no obtienen ingresos de sus obras ya que internet es considerado un espacio gratis y, por otro lado, se enfrentan a competición de los proveedores dominantes, en su mayoría estadounidenses. 

 

Papel del sector cultural en la sociedad

El hecho de que el sector cultural haya permanecido activo durante el confinamiento tiene un significado social, que vas más allá de su importancia en términos económicos. La cultura es fundamental en nuestro día a día, desde películas y libros hasta música, exhibiciones y visitas a monumentos. El arte también tiene efectos positivos sobre la salud mental, como lo demuestra un estudio de la Organización Mundial de la Salud

Poco antes de anunciar la propuesta del MFP en 2018 la Comisión reconoció que la cultura es un factor para la cohesión social y la promoción de la tolerancia y el respeto mutuo, es la piedra angular alrededor de cual se construye la identidad y se preserva la diversidad de Europa. La Comisión también afirmó que la cultura tiene una dimensión exterior ya que constituye una gran parte de las exportaciones europeas, refuerza la imagen de la unión y promueve su modo de vida en otros países. 

Adicionalmente el sector cultural tiene el potencial de impulsar el cambio para un futuro mejor que la normalidad antigua. Por un lado, promueve competencias que el día de mañana serán imprescindibles, como son el razonamiento crítico, la resolución de problemas y la gestión de riesgos. Por otro lado, el sector cultural y creativo está íntimamente ligado a la digitalización, una de las dos prioridades de la nueva Comisión junto con el Pacto Verde. En este sentido la tecnología es solo el medio mientras que los artistas son la solución a la que los políticos deben facilitar. 

[1] European Parliamentary Research Service. (2020). EU support for artists and the cultural and creative sector during the coronavirus crisis.
Visitas: 448

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Equipo Europa es la asociación de los jóvenes europeístas de España.

Web desarrollada por Ina Kokinova, Aitor Ugarte y RSquaredSolutions.
© 2020, Equipo Europa. Todos los derechos reservados.

Inscripciones abiertas hasta el 30 de septiembre

X